ikigai el sentido de la vida Zona Autónoma Coworking

IKIGAI: 10 pasos para encontar el verdadero sentido a tu vida


¿Alguna vez has sentido que necesitas una motivación mayor? Todo cobra sentido cuando hablamos del ikigai.


Ikigai es una de esas palabras que son difíciles de traducir literalmente porque nuestra visión occidental es más racional. Es el resultado de dos palabras: IKIRU = Vivir y KAI = hace referencia a la materialización de lo que uno desea. A partir de aquí, podemos darle muchos significados, pero el más cercano a lo que significa IKIGAI es PROPÓSITO DE VIDA.

¿Pero todos tenemos un propósito en la vida, no?

Es verdad. Todos tenemos un propósito en la vida, pero alguna vez te has preguntado si este propósito en la vida es el que realmente puede mover todas tus energías y talentos para alcanzar tu felicidad?

Aquí hay una lista de propósitos en la vida. Léelos atentamente:

  • Ser un buen padre o madre.
  • Ser una buena persona.
  • Acabar mi carrera.
  • Tener la casa de mis sueños.
  • Cuidar de mis hijos.
  • Hacer que mis hijos sean personas de bien.
  • Ser feliz con mi pareja.

¿Te identificas con alguna? Pues bien, esto no es (o no debería ser) tu razón de vivir. Es simplemente un listado de cosas que debes hacer o que se espera que hagas.

¿Dónde encontramos nuestro “propósito”?

Encuentra el sentido a tu vida mediante el diagrama de ikigai - Zona Autónoma Coworking
Diagrama de Ikigai

A lo mejor, puede que tu ikigai no tenga nada que ver con tu trabajo o tus fuentes de ingresos. El ikigai no está relacionado con tu trabajo o con el valor de hacer las cosas. El ikigai va mucho más allá y se enfoca en el verdadero propósito de tu vida.

¿Qué es el método ikigai?

Ikigai es, por tanto, un concepto muy amplio y a veces complicado de explicar. La idea principal es que debas incorporar los valores esenciales que dan verdadero sentido a tu vida.

Presta atención al gráfico anterior. Procura estar solo y en un ambiente relajado. Así mismo, no es recomendable realizar este ejercicio en momentos de tu vida demasiado complicados o con mucho estrés. Relájate e intenta pensar un momento:

Lo que te gusta hacer:

Es aquello de lo que realmente disfrutamos. En tu vida, has experimentado una sensación de disfrute plena haciendo alguna actividad. Es aquello que te hace muy feliz y te llena de adrenalina.

Lo que haces bien:

Entre todas tus habilidades, fortalezas y talentos hay algo en lo que realmente destacas y además, eres bueno. Se trata entonces, de esa tarea que realizas siempre con un 10 y que además disfrutas haciéndola.

Por lo que nos pueden pagar:

Probablemente sea un poco más complicada que las dos anteriores, especialmente para los más soñadores. En este punto, no basta con tener habilidades y apasionado. Debes encontrar ese algo que pueda cubrir las necesidades del mercado para que no se convierta en un hobbie poco rentable.

Lo que el mundo necesita:

Esto es, el valor añadido que daremos a nuestra actividad para volcarlo a la comunidad. Se trata pues, de hacer algo por la sociedad en retorno a lo que recibamos. Nuestro granito de arena. Ya conoces la responsabilidad social corporativa y este apartado no es más que eso. Qué hará tu proyecto para hacer de este mundo un mejor lugar.

Bien, ya has encontrado los 4 pilares del ikigai. En este momento, es cuando deberás trabajar en un nivel de mayor profundidad.

  • Cuando hay algo en lo que somos buenos y nos llena hacer, aparece la pasión.
  • Cuando hay algo en lo que somos buenos y nos pueden pagar por ello, aparece la profesión.
  • Cuando hay algo que el mundo necesita y además pueden pagarte por ello, aparece la vocación.
  • Cuando hay algo que el mundo necesita y además es aquello que te hace feliz, aparece la misión.

¡Enhorabuena! Ya estás cada vez más cerca de encontrar tu ikigai. A partir de este punto, intentaremos profundizar un poco más hacia un nivel aún más profundo.


PASIÓN + PROFESIÓN + VOCACIÓN + MISIÓN = IKIGAI


En resumen, IKIGAI es aquel motor de tu vida que te proporciona realización hacer, puedes recibir una remuneración por ello, te visualizas realizándolo durante muchos años y provoca un cambio positivo en tu entorno social o en el mundo.

10 Pasos para encontrar el IKIGAI

Como mencionábamos antes, el IKIGAI aparecerá después de un proceso de preparación. Vivir en un momento complicado, de frustración o en un ambiente negativo, impide ver con claridad los 4 pilares que conforman tu ikigai. Por tal motivo, te aconsejamos estos 10 puntos para que encuentres armonía rápidamente y puedas empezar a trabajar en el motor de tu vida.

1. REALIZA ACTIVIDADES VARIADAS, NUNCA TE RINDAS

El ritmo de vida que tenemos, hace que nos castiguemos a nosotros mismos privándonos de las actividades que nos dan satisfacción. Es probable que, podamos llegar a pensar que es una actividad egoísta o que los hobbies quitan tiempo para otros deberes. Estas actividades son las que dan forma a nuestro mundo de soñador y no podemos perderlas.

2. TÓMATE LA VIDA CON CALMA

La vida cobra un nuevo significado cuando dejamos atrás las urgencias, valoramos el tiempo de otra manera y esto fortalece nuestra salud emocional y física. Piénsalo, seguramente mucha de las cosas que consideras urgentes o muy importantes en realidad no lo son.

3. COME HASTA SACIARTE

Esto es algo que los japoneses aplican muy bien en su día a día. Tiene una ley llamada “ley del 80%” y es tan simple como comer hasta alcanzar el 80% de tu capacidad. Como beneficio, puedes olvidarte de los problemas digestivos que tanto influyen en nuestro estado de ánimo.

4. ALÉJATE DE PERSONAS TÓXICAS

Un entorno social saludable es básico para alcanzar la estabilidad emocional. Así pues, rodéate de personas con las que puedas hablar, escuchar, compartir, aconsejar y soñar. Como consecuencia, fortalecerás salud mental y alimentarás a tu yo soñador.

5. ACTÍVATE

Tu cuerpo es tu motor. Además de mantenerlo sano y en forma, el ejercicio físico hace que tu organismo libere endorfinas y adrenalina, hormonas de la felicidad.

​6. DISFRUTA DE LA NATURALEZA

Es importante que puedas reconectar con la naturaleza para cargarte de aire limpio y renovar tu energía. También te ayudará a tomar consciencia de tu entorno y te la responsabilidad que tienes como habitante del planeta.

7. SONRÍE

Efectivamente, la sonrisa tiene un doble efecto. Activa nuestras neuronas espejo, contagiando a las personas de una actitud más positiva. Por otro lado, la postura que adquiere tu cara activa en ti mismo la parte del cerebro que controla tus emociones, propiciando la producción de serotonina y endorfina. Haz la prueba. Sonríe en este momento y en pocos segundos sentirás un cambio interno.

8. AGRADECE

Tenemos mucho por lo que agradecer y nos acordamos de hacerlo muy pocas veces. Dedica un momento del día a sentirte agradecido por las cosas buenas que tienes y a dar las gracias verbalmente a las personas con las que te cruces.

9. ENCUENTRA TU PASIÓN

El psiquiatra y filósofo Viktor Frankl, en sus estudios sobre la psicología existencial lo explica claramente en su libro El Hombre en Busca de Sentido. Se trata pues, de encontrar esa pasión y sentido y si no la has encontrado, Viktor nos dice que debemos hacerlo sin limitarnos a nuestras vivencias pasadas. Podemos empezar de cero siempre que lo necesitemos.

10. MINDFULNESS

El momento más importante de tu vida es el ahora. Debes aprender a dejar de lamentarte por los errores pasados y a preocuparte por el futuro. Todo lo que tienes es el día de hoy y a quienes te rodean. En Zona Autónoma tenemos un artículo muy interesante sobre mindfulness en nuestro blog.

Por último, debes ser consciente que el viaje al ikigai no es un viaje rápido ni tranquilo. Pero una vez que encuentres tu verdadero motor, te encontrarás en un estado de armonía y empoderamiento que te dará la energía necesaria para llevar a cabo tu gran sueño. Al final, el mundo es de los valientes, ¿no?


oferta limitada zona autónoma coworking

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.