elevator pitch

Elevator Pitch – Cómo Convencer en 45 Segundos

Elevator pitch
Zona Autónoma Coworking

¿Qué es elevator pitch?

El Elevator Pitch o Elevator Speech no tiene una traducción simple en castellano. Es un discurso utilizado para presentar un proyecto o idea de emprendimiento para poder persuadir a cualquier tipo de cliente, inversor o mentor. Se llama así por su corta duración. 45 segundos o lo que dura un viaje en ascensor. No hay mayor ejemplo de adaptación al mundo en que vivimos que un elevator pitch.

Durante este breve “viaje” se deberá tener como objetivo condensar lo mejor posible la idea o proyecto, pero con la clara intención de persuadir y enamorar al cliente o público. A continuación presentamos cuatro cosas que debes tener en cuenta para diseñar un elevator pitch exitoso.

1. Conoce y define tu mercado

Es muy importante delimitar tu público objetivo para poder conseguir una propuesta de valor y que sea suficientemente atractiva para captar el interés. Un producto no puede estar dirigido a todo el mundo. Debes definir su características, intereses, datos demográficos, hábitos de compra, etc. Toda la información que necesites para tener una “foto” exacta de tu público objetivo.

2. Identifica el problema

Es una de las reglas de oro. Una idea o producto debe resolver un problema o satisfacer una necesidad. Si ya existe una solución en el mercado, descarta tu idea a no ser que consigas dar un valor añadido a la solución que planteas. En un elevator pitch será muy difícil vender una idea que no sea novedosa.

Por eso es muy importante que realices una investigación previa. Las redes sociales, periódicos, foros. Es importante conocer de qué se habla. Deberás contrastar la información y ponerte en contacto con el público objetivo que hayas determinado para afinar tu puntería. Ten en mano las fuentes consultadas durante tu elevator pitch. Serán un gran as bajo la manga.

3. Desarrolla tu producto o servicio

Llegados a este punto ya tienes la solución. Una de las claves más importantes en esta parte es saber transmitir lo que quieres decir con un lenguaje claro, cercano y sencillo. No des tantas vueltas, ve al grano y explica el producto y sus beneficios.
A continuación te damos unos consejos prácticos:

  • Rompe el hielo. Funciona mucho hacer un pregunta poderosa, o aportar un dato clave para introducir tu idea: “¿sabía usted que…?, “¿alguna vez se ha preguntado…?, etc.
  • Preséntate de una manera cercana, con tu nombre. Mantén siempre el contacto visual con quien hablas pero sin intimidar.
  • Describe el problema y por qué crees que es relevante para tu audiencia.
  • Plantea la solución de una manera atractiva.
  • Finalmente, explica la viabilidad de tu proyecto y los beneficios que traería para tu público o inversor. Cierra tu presentación con una pregunta abierta para que el oyente tenga presente tu idea cuando te vayas. Debes tener siempre una tarjeta de presentación a mano.

Recuerda que un elevator pitch no es un discurso para vender, sino para transmitir una idea que solucione problemas. Es muy importante que sepas con quién estás hablando (socios, inversores, clientes, auditorio general, jurado, etc.). Tu discurso debe adaptarse al tipo de audiencia.

Las nuevas tecnologías junto con las redes sociales permiten también que puedas realizar un elevator pitch en vídeo. En este caso deberás tener en cuenta otros factores importantes como la localización, la iluminación, el vestuario y la atemporalidad de tu discurso. Si no tienes experiencia en grabación, te recomendamos buscar ayuda profesional.

En este enlace podrás ver un interesante vídeo con ejemplos prácticos de elevator pitch.

2 comentarios en “Elevator Pitch – Cómo Convencer en 45 Segundos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.