Formación continua para emprendedores en Zona Autónoma Coworking

Formación Continua para Autónomos y Emprendedores

Zona Autónoma Coworking y la formación continua para autónomos y emprendedores

Dos poderosas razones para seguir invertiendo en tu formación

Jordi Faz Florensa para Zona Autónoma Coworking
Por: Jordi Faz Florensa

La formación continua es la mejor manera de mantenerte actualizado. El conocimiento está cada vez más valorado en la sociedad actual, tanto a nivel de crecimiento personal y también profesional.

Ya lo dijo Albert Einstein: «Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber». «Lo único que interfiere con mi aprendizaje es mi educación

El actual mercado laboral ha virado hacia un escenario altamente competitivo, donde los nuevos productos y servicios pugnan por sobresalir del resto. Este nuevo escenario requiere de un capital humano que sea capaz de formarse y estar en constante reciclaje, complementando los conocimientos que la da la experiencia laboral con la reafirmación de conceptos mediante la formación continua.

La formación continua es crucial en el desarrollo personal y profesional para cualquier persona, tanto para afrontar los restos desde un nivel de competencias técnicas como desde un nivel de habilidades sociales o “soft skills”.

Esta formación impacta directamente en el autónomo o emprendedor generando un cambio a distintos niveles:

1. La formación continua mejora las condiciones laborales:

Un trabajador autónomo o emprendedor, cuanto más formado y cualificado esté, tendrá más valor como profesional. Esto se traducirá en un poder de negociación mayor a la hora de pactar las condiciones laborales en el caso de un autónomo o freelancer. A nivel del emprendedor, el conocimiento permitirá un mayor dominio de su negocio, el entorno de trabajo y mejorará la comunicación con sus proveedores así como el impacto económico en las partidas de contratación de servicios técnicos a terceros.

El reciente informe Infoempleo Adecco publicado en 2018 sostiene que un graduado de máster o postgrado puede llegar a duplicar su valor en el mercado laboral según el grado de especialización o demanda de su posición.

2. La formación continua mejora la autoestima y potencia las relaciones personales:

La formación continua aporta conocimientos pero también habilidades sociales tan demandadas actualmente como la proactividad, empatía, compromiso, autocrítica o tolerancia. Esta formación capacita al autónomo o emprendedor para interactuar con el entorno social y laboral de una manera más positiva. Según la publicación Vocational Education and Training is Good for You. The Social Benefits of VET for Individuals, del Centro Europeo de Formación Profesional (DEDEFOP), existe un fuerte vínculo entre la formación continua y el incremento de confianza y autoestima.

Estos efectos son patentes en el emprendedor o autónomo a causa de varios factores:

  • Adquisición de mayor conocimiento.
  • Refuerzo de los conocimientos empíricos gracias a los académicos.
  • Análisis objetivo del mercado.
  • Adquisición de herramientas de medición y de mejora del negocio.
  • Interacción con otros profesionales.
  • Interacción con otras culturas empresariales.

Uno de los principales factores que provoca que un autónomo o emprendedor no realice una formación continua, es el tiempo que necesita dedicar a sus estudios. Actualmente existen muchas opciones de formación online enfocadas a diferentes áreas de negocios. En este sentido, La Escuela de Negocios Europea de Barcelona, apuesta por una formación completa y transversal para formar profesionales complementando la especialización con una formación en Coaching y PNL para fomentar el crecimiento personal.

ENEB está especializada en la formación online y de metodología libre, lo que permite ajustar los tiempos de estudio y dedicación según la disponibilidad de los estudiantes y no sobre un calendario fijo de entregas. Te invitamos a conocer más sobre la Escuela de Negocios Europea de Barcelona a través de este enlace.

Ofertas de Zona Autónoma Coworking
elevator pitch

Elevator Pitch – Cómo Convencer en 45 Segundos

Elevator pitch
Zona Autónoma Coworking

¿Qué es elevator pitch?

El Elevator Pitch o Elevator Speech no tiene una traducción simple en castellano. Es un discurso utilizado para presentar un proyecto o idea de emprendimiento para poder persuadir a cualquier tipo de cliente, inversor o mentor. Se llama así por su corta duración. 45 segundos o lo que dura un viaje en ascensor. No hay mayor ejemplo de adaptación al mundo en que vivimos que un elevator pitch.

Durante este breve “viaje” se deberá tener como objetivo condensar lo mejor posible la idea o proyecto, pero con la clara intención de persuadir y enamorar al cliente o público. A continuación presentamos cuatro cosas que debes tener en cuenta para diseñar un elevator pitch exitoso.

1. Conoce y define tu mercado

Es muy importante delimitar tu público objetivo para poder conseguir una propuesta de valor y que sea suficientemente atractiva para captar el interés. Un producto no puede estar dirigido a todo el mundo. Debes definir su características, intereses, datos demográficos, hábitos de compra, etc. Toda la información que necesites para tener una “foto” exacta de tu público objetivo.

2. Identifica el problema

Es una de las reglas de oro. Una idea o producto debe resolver un problema o satisfacer una necesidad. Si ya existe una solución en el mercado, descarta tu idea a no ser que consigas dar un valor añadido a la solución que planteas. En un elevator pitch será muy difícil vender una idea que no sea novedosa.

Por eso es muy importante que realices una investigación previa. Las redes sociales, periódicos, foros. Es importante conocer de qué se habla. Deberás contrastar la información y ponerte en contacto con el público objetivo que hayas determinado para afinar tu puntería. Ten en mano las fuentes consultadas durante tu elevator pitch. Serán un gran as bajo la manga.

3. Desarrolla tu producto o servicio

Llegados a este punto ya tienes la solución. Una de las claves más importantes en esta parte es saber transmitir lo que quieres decir con un lenguaje claro, cercano y sencillo. No des tantas vueltas, ve al grano y explica el producto y sus beneficios.
A continuación te damos unos consejos prácticos:

  • Rompe el hielo. Funciona mucho hacer un pregunta poderosa, o aportar un dato clave para introducir tu idea: “¿sabía usted que…?, “¿alguna vez se ha preguntado…?, etc.
  • Preséntate de una manera cercana, con tu nombre. Mantén siempre el contacto visual con quien hablas pero sin intimidar.
  • Describe el problema y por qué crees que es relevante para tu audiencia.
  • Plantea la solución de una manera atractiva.
  • Finalmente, explica la viabilidad de tu proyecto y los beneficios que traería para tu público o inversor. Cierra tu presentación con una pregunta abierta para que el oyente tenga presente tu idea cuando te vayas. Debes tener siempre una tarjeta de presentación a mano.

Recuerda que un elevator pitch no es un discurso para vender, sino para transmitir una idea que solucione problemas. Es muy importante que sepas con quién estás hablando (socios, inversores, clientes, auditorio general, jurado, etc.). Tu discurso debe adaptarse al tipo de audiencia.

Las nuevas tecnologías junto con las redes sociales permiten también que puedas realizar un elevator pitch en vídeo. En este caso deberás tener en cuenta otros factores importantes como la localización, la iluminación, el vestuario y la atemporalidad de tu discurso. Si no tienes experiencia en grabación, te recomendamos buscar ayuda profesional.

En este enlace podrás ver un interesante vídeo con ejemplos prácticos de elevator pitch.

Dieta sana

Dieta trabajando desde casa. 7 consejos útiles.

espacios de coworking barcelona comer dieta
Zona Autónoma Coworking

¿Dieta saludable trabajando en un coworking?

Trabajas en un espacio de coworking cerca de casa o de manera deslocalizada. Tienes casi todo lo que necesitas al alcance de tu mano y ahorras tiempo y dinero en transporte. Hay algo importante que mucha gente deja de lado al valorar la opción de trabajar en un coworking. La alimentación.

Si trabajas desde casa o en haciendo coworking, seguramente estás acostumbrado a trabajar por tareas. Es cierto que la jornada laboral puede ser muy diferente a la de un trabajador en que tenga que desplazarse al centro de trabajo. Seguramente sean familiares frases como “cuando cabe esto comeré algo” o “doy un bocado y sigo”. Sienes que dejar de trabajar para cocinar es una manera de perder tiempo que podrías aprovechar una vez acabes la tarea del día.

Aunque tengas todas las facilidades como una nevera, el comedor si estás en casa o la zona de descanso en un coworking, prefieres comer un snack o un bocadillo, incluso pasar horas sin comer. Esto provoca una pérdida importante en la calidad de tu alimentación y por tanto, puede tener consecuencias graves para tu salud.

¿Es posible cuidar la alimentación si trabajo desde casa o en un coworking?

El teletrabajo y la alimentación saludable no son para nada incompatibles. Cuidar la alimentación trabajando desde casa o en un espacio de trabajo compartido es más sencillo de lo que parece. No obstante, requiere una cierta disciplina y orden por tu parte. Pero esto es como todo en la vida. Sin esfuerzo no hay premio.

Consejos:

  1. Planifica. Elabora una lista de todo lo que comerás en la semana. Recuerda que hay grupos de alimentos. Intenta focalizarte en uno cada día y conseguirás una dieta variada.
  2. Colorea. Verde, naranja, rojo, violeta y blanco. Estos son los colores que debes tener en cuenta para llevar un dieta variada.
  3. Aprovisiona. Realiza la compra de todo lo que vayas a necesitar para la semana. Recuerda hacer la compra con el estómago lleno. Ir con hambre al mercado es te hará caer en tentaciones innecesarias.
  4. No te líes. Si eres de los que te gusta cocinar, reserva el fin de semana para dar rienda suelta a tu creatividad. Entre semana procura hacer platos sencillos que puedan almacenarse y conservarse de manera fácil.
  5. Organiza. Puedes preparar de forma previa todos los ingredientes que requieran más preparación como las legumbres, por ejemplo.
  6. Controla. Vigila el consumo de carnes rojas, azúcar, sal y alimentos procesados. No caigas en la rutina de los congelados.
  7. Asegúrate de hidratarte de manera constante, bebiendo suficiente agua o bebidas calientes, prefiriendo siempre el té sobre el café. Si eres adicto a las Apps, te presentamos un listado de algunas de ellas que te ayudarán a controlar tu consumo de agua.

Probablemente a simple vista estos consejos pueden resultar muy complicados o extensos, pero seguramente que con una buena planificación podrás cumplirlas y el hábito hará que todo sea más sencillo. Finalmente, date un premio el fin de semana. Olvídate de planificar y dale rienda suelta a tus caprichos. El cheat day equilibra la balanza.

Zona Autónoma Coworking bannner

¿Por qué coworking?

Zona Autónoma Coworking
Zona Autónoma Coworking

¿Por qué trabajar en un espacio de coworking? Hay muchas ventajas a nivel profesional y también a nivel personal. Está comprobado que el rendimiento laboral mejora notablemente ya que el autónomo o profesional que trabaja de manera deslocalizada se encuentra en un ambiente más estimulante.

Muchos trabajadores por cuenta propia o ajena se cuestionan por qué trabajar en un coworking de mesas compartidas u oficinas. Es el lugar propicio para realizar networking. Puedes compartir ideas creativas que a veces pueden dar grandes frutos como nuevos proyectos o ideas innovadoras de negocios.

En lo personal y social, el coworking también aporta un gran cambio en la vida de los usuarios. Poder conocer gente nueva, participar en eventos, talleres gratuitos, compartir horas de trabajo en un ambiente cómodo y enriquecedor. La jornada laboral sea un experiencia más enriquecedora. El coworking es más que una oficina de trabajo, es un espacio social que permite desarrollar ideas, proyectos y crecer en muchos aspectos.

Compartir un ambiente de trabajo tiene muchas ventajas a nivel profesional y personal. A continuación, te presentamos 7 razones por qué elegir un espacio de coworking:

1. Conseguir más tiempo libre

El tiempo libre es un efecto que experimentarás desde la primera semana de compartir una mesa de trabajo. Trabajar en un coworking aumenta el rendimiento y la organización del día a día. Básicamente es porque el trabajo deslocalizado en un coworking obliga a llevar un horario más o menos flexible, dependiendo del trabajador o las tareas a realizar. Desaparecerán los “ladrones de tiempo”, esos paseos a la nevera, el poner una lavadora entre descanso o simplemente, salir a hacer la compra. Trabajar en un coworking te ayuda a concentrarte en tus tareas diarias y esto permitirá acabar el día con más tiempo libre para realizar otras actividades.

2. Tu casa será tu hogar nuevamente:

Al trabajar en un un coworking tu casa dejará de ser tu oficina, el salón ya no será el despacho y la cocina la cafetería. Este es un error que los autónomos o los trabajadores deslocalizados cometen muy a menudo pensando que trabajar desde casa es la panacea.

El ser humano es un animal de hábitos y debemos permitir a la mente desconectar del ambiente de trabajo y separarlo de nuestra vida laboral. Optar por trabajar en un coworking permitirá que llegues a tu casa y sentir que has acabado la jornada laboral. Vuelves a tu zona segura, sin papeles ni carpetas por todos lados. Se acabaron las manchas de aceite en los documentos importantes o que tu perro te destroce el informe que habías preparado.

3. Socializar con gente nueva y diversa:

Entrar en un espacio de trabajo compartido es como llegar a una cena para la hora del café. Pero esta sensación desaparece rápidamente cuando te des cuenta que es muy fácil socializar. Cuando compartes una mesa de trabajo o vas a la zona de descanso y te encuentras a otras personas en tu misma situación todo cambia.

Verás que es muy fácil integrarse, especialmente cuando el local de coworking no es especializado, sino que, está abierto a todo tipo de profesionales. Es el mejor lugar para hacer networking o escuchar ideas nuevas. Verás cómo afecta de manera creativa para realizar tus tareas. Puedes conocer otras formas de pensar o abordar problemas cotidianos. El éxtasis viene cuando descubres que incluso puedes poner en marcha proyectos nuevos con gente que piense como tú.

4. En un coworking no eres «uno más»

Para que un coworking funcione todos sus miembros deben colaborar y participar de lo que se realice en el día. Todos los usuarios de un coworking tienen voz activa y los gestores lo saben. De eso dependerá que, el espacio de coworking sea un ambiente cómodo y que los coworkers decidan permanecer en una zona de trabajo compartida.

5. Recuperarás una habitación más en casa:

Ya podrás hacer cenas en la mesa del salón, convertir tu despacho en el nuevo trastero ,un gimnasio… quién sabe, incluso ampliar la familia.

6. Recibir clientes y organizar reuniones:

Aunque el camarero de tu cafetería habitual se ha convertido ya en tu amigo y el local tiene toque hipster y bien decorado, nunca faltan ruidos molestos. Una charla café está muy bien para un elevator pitch, pero para una presentación o para organizar un proyecto siempre hará falta un ambiente más tranquilo. La mayoría de espacios de coworking tiene salas de reuniones que puedes reservar y así tener más intimidad.

7. Mejora tu dieta y no comas en soledad:

Compartir un espacio de trabajo implica muchas veces quedarte a comer. Hacerlo cada día con gente diferente, suele ser un momento de descanso en el que los coworkers se reúnen y cada uno saca su comida. Es un momento muy enriquecedor porque es más relajado y puedes conocer a tus compañeros coworking de una manera diferente.

Ver los tuppers de otros despertará tu espíritu competitivo y tu lado más healthy. A la par de mejorar tus hábitos de salud, verás lo creativo que puedes llega a ser comiendo sano. Ni qué hablar de los perfectos bodegones para tus redes sociales. Desempolva hashtags como #foodie #healthy o #veggie si eres muy valiente.

Zona Autónoma Coworking